domingo, 29 de enero de 2012

Porque sé que hay veces que no merece la pena continuar, porque es mucho más fácil tirar la toalla. Porque vivimos a base de problemas. Porque de 100 cosas que hago, solo una me sale bien, y con esa una, ya me puedo dar por agradecida. Porque todo son continuas luchas por seguir viviendo, pero, ¿y qué le vamos ha hacer? Sé que no soy la más indicada para quejarme, porque mi vida no ha sido un camino de rosas, pero sé que hay gente mucho peor que yo, y sería algo  muy egoísta por mi parte el compararme con ellos.
Una vida sin obstáculos; sin algo por lo que luchar; sin tropezarte,caerte,y levantarte, no sería una vida.
Porque si todo fuese fácil, no tendríamos problemas que solucionar, y viviríamos a base de...¿felicidad?
Pues sí, tal vez me haya equivocado, y sea todo mejor sin una lucha continua y siendo FELICES, estoy segura de que a más de uno le descubriríamos esa fantástica sonrisa oculta de la que muchos se enamorarían. Pero mientras tanto, ocultemos la realidad.

jueves, 26 de enero de 2012

Si te arriesgas, puedes ganar o perder. Pero si no te arriesgas...


ya has perdido.


viernes, 20 de enero de 2012

TODO merece la pena por muy imposible que sea o parezca.











Cuando ya estas cansada y  mandas todo a la mierda; justo en ese momento, en ese mismo instante, aparece él, y vuelve a despertar esa ilusión que te ilumina los ojos, y aunque intentes no hacer el gesto de sonreír, lo haces inevitablemente.
Sí, porque sé, que justo entonces te estaba olvidando, o al menos era lo que lo pretendía. Quizás para no sentir más dolor o para no sufrir más. Pero es algo imposible, que no conseguí ni conseguiré. Porque siempre te he querido, te quiero y te querré, hagas lo que hagas, seas como seas, y estés con quien estés. Porque dicen que el amor es ciego, y también nos ciega, y es la verdad, porque aunque fueras la peor persona del mundo lamentablemente te seguiría queriendo.

sábado, 14 de enero de 2012

El pasado me ha ayudado a apreciar el presente, y no quiero echarlo


 a perder preocupándome por el futuro.

domingo, 1 de enero de 2012